Uno de los productos más importantes de la temporada de las fiestas es el pan dulce y, debido al gran aumento de las materias primas, varias panaderías ya se lo está ofreciendo por preventa y congelando su precio.

En la panadería de San Telmo “La Nueva Independencia”, el kilo de pan dulce se vende a $1100 y uno de ellos, de medio kilo, cuesta alrededor de $600. Según José, el dueño del local, estos panificados llevan “el 100 por ciento” de la proporción de la masa en frutos secos y abrillantados.

El dueño del local dijo “Nosotros tratamos de mantener el precio, por ahora no se subió. Pero como pasa todos los años, terminando noviembre y arrancando diciembre, aumenta todo, sea pan dulce o budines y que lleve frutas”. Consultado por si se trata de un aumento en los ingredientes de los productos, José respondió: “Efectivamente sí, no quiero decir que es una ‘avivada argentina’, viene todo más caro y hay que aplicar el aumento en los productos”.

“Pese a los incrementos en los valores, lo que es más caro siempre es la fruta y sobre todo, las almendras. Hay varias almendras y la blanca es la que tiene más valor y es más rica. Tratamos de poner la mejor onda en nuestros productos. Por eso hacemos pan duces tanto tradicionales como a la crema (rellenos con pastelera) y con coco”, detalló.

En Monserrat, se encuentra el clásico local de “Plaza Mayor”, conocido por estos panettones y por las largas filas que se hacen para conseguir uno. Previendo que esto vaya a suceder, sobre la vereda de la calle Venezuela ya están pintadas las líneas amarillas que marcan el distanciamiento social.

“El año pasado el kilo estaba $850 y hoy está $980. El haber podido hacer una buena negociación con los proveedores y obtener un buen precio sobre la mercadería se traduce en el producto final para los consumidores”, explicó Federico Yahbes, gerente del famoso local.

“Esperamos que este año sea como todos los años. Lo esperamos con ansias. Tratamos de beneficiar al público para que todos tengan un pan dulce en la mesa”, detalló el encargado mientras cortaba uno de los productos para degustar.

En Villa del Parque, en la panadería “La Nueva Muguet”, el kilo de este producto se ofrece a $1600. Según su dueño, Nestor Reggiani, el aumento está justificado por los incrementos en todos los insumos, “desde los ingredientes primarios hasta el packaging”. “Hacemos todos de medio kilo porque es a lo que la gente se arriesga a adquirir”, dijo.