La titular de la ANSeS, Fernanda Raverta, negó este miércoles que el Gobierno haya confirmado que pagará una cuarta versión del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y señaló que en el seno del gabinete económico se está evaluando qué hacer.

Sin embargo, Raverta dijo en declaraciones radiales que el Gobierno “no dejará de asistir” a los que menos recursos tienen, ya que hay un ingreso universal que es para los chicos de cero a 18 años que lo cobran 2,4 millones de personas desde hace 11 años.

“A mí me gusta decir que cuando pase la pandemia vamos a estar hablando mucho tiempo de lo que logramos hacer, cómo haber ganado tiempo para que el sistema sanitario esté en condiciones pero que no explotara en términos de ingresos familiares para las familias más pobres de la Argentina”, completó la titular del organismo previsional.

La sombra del Fondo

Sin embargo, el Gobierno necesita mostrarle a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que en estos días está visitando el país un camino de estabilización de las cuentas públicas y por eso evalúa aplicar una drástica reducción en el alcance del IFE de diciembre.

Según trascendió, en análisis oficial figura que se otorgue a 2,5 millones de personas, un poco más de la cuarta parte de los 9 millones de beneficiarios actuales.

Si bien en los últimos días fuentes de distintos organismos involucrados le confirmaron a TN.com.ar que aún está en evaluación tanto la continuidad como la propuesta de reducir su alcance, no está en discusión que, a esta altura, es imposible mantener el beneficio para todos los que originalmente lo cobraron.

También se descuenta que, de definirse la continuidad, diciembre sería el último mes en otorgarse el IFE porque no se incluyó en el proyecto de ley del Presupuesto 2021.

En distintas ocasiones, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, manifestó que su mayor preocupación es el casi millón de jóvenes de 18 a 24 años que no estaba bajo el radar del Estado y que con la pandemia quedó al descubierto la fragilidad social en la que se encuentran. Por eso, se estaría trabajando sobre ese universo para el IFE 4, al que se le sumarían las mujeres jefas de hogar desempleadas y sin ningún ingreso.

Quedarían excluidos 6,5 millones de beneficiarios, entre ellos quienes cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo; monotributistas de categorías más bajas y el personal de casas particulares.

FUENTE: TN