María Eugenia Bielsa renunció ayer como ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat. La funcionaria nacional había asumido en su cargo el 10 de diciembre de 2019 junto con el presidente Alberto Fernández.

La renuncia de Bielsa es la primera baja en el gabinete de Alberto Fernández. El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, será su reemplazante. “Falta ultimar algún detalle, pero seguramente mañana (jueves) lo va a oficializar”, confirmó a TN.com.ar una fuente de la Municipalidad.

La decisión de la ahora exministra fue confirmada esta tarde por fuentes de la Casa Rosada, luego de varios días de rumores sobre su eventual salida.

Bielsa sería reemplazada por el intendente del Frente de Todos, muy cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La ahora exfuncionaria dejó el cargo a sólo 11 meses de haber asumido, en medio de algunos cuestionamientos internos a su gestión.

Además de su cargo como ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat al que acaba de renunciar, María Eugenia Bielsa se convirtió en 2003 en la primera vicegobernadora de Santa Fe. Y también fue diputada provincial por el peronismo entre 2011 y 2013.

Según las fuentes consultadas de Casa de Gobierno, el objetivo del presidente Alberto Fernández era tener a un dirigente con experiencia “de gestión” al frente del mencionado ministerio, que tiene entre sus atribuciones los planes de vivienda.

Para algunos sectores, el trabajo de la santafesina en la cartera de Desarrollo Territorial y Hábitat nunca llegó a despegar y era necesaria una nueva mirada para darle aire a esa tarea.

De esta manera Bielsa se convirtió en la primera funcionaria en dejar su cargo luego de la carta de la vicepresidenta Cristina Kirchner en la que afirmó que “hay funcionarios que no funcionan”.

Éste se trata del primer gran cambio en el gabinete de Alberto Fernández, más allá del desplazamiento de funcionarios de segunda línea del Ministerio de Desarrollo Social tras las irregularidades en la compra de alimentos para asistir a las personas más vulnerables ante la crisis por la pandemia de coronavirus.

Uno de sus principales problemas

A pesar de que Cristina Kirchner evitó en su carta pública identificar quiénes eran esos “funcionarios que no funcionan”, muchas de las especulaciones apuntaron desde el principio a Bielsa. Y sobre todo luego de los conflictos que se generaron por las tomas de tierras.

Las usurpaciones, que se replicaron en distintos puntos del país, expusieron del modo más crudo la creciente problemática habitacional y su agravamiento por la cuarentena obligatoria implementada para tratar de frenar el avance del Covid-19.

Uno de los ejemplos más claros fue la toma de Guernica, en el que las principales negociaciones del lado del gobierno nacional quedaron en manos del ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, quien gestionó acercamientos con las familias que tomaron el lugar para reubicarlas.