El ministro de Defensa Agustín Rossi aseguró ayer en diálogo con TN que la autodenominada Mesa de Encuentro Libertador General San Martín, que reunía a exmilitares y expolicías, es algo que está “absolutamente superado”.

«No va a existir”, insistió y afirmó que “no tenía ningún tipo de información” sobre la conformación de la organización.

El miércoles por la noche, el ministro publicó una serie de tuits en los que criticó con dureza a la “mesa de enlace”, que se presentó esta semana. Es la primera vez que miembros de las Fuerzas Armadas, de seguridad y policiales de todo el país fundan una organización para unificar una agenda.

“Me parece que la presentación de la mesa tenía el objetivo de disputar la representación militar en la Argentina. La única representación que reconoce la constitución es la democrática, que está integrada por los jefes de la fuerza, que a su vez elige el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, que fue elegido democráticamente por los argentinos”, explicó.

En esa línea, manifestó que la idea de una “construcción militar alternativa no se condice con los estándares democráticos» del país. Contó que la mayoría de los miembros que conformaron esa agrupación se comunicaron con él para asegurarle que la persona que organizó el encuentro inicial “había enviado una misiva diciendo que hizo lo que hizo para hacer otra cosa”.

“La realidad es que hoy ese intento de mesa de enlace está absolutamente superado y no va a existir. Cada una de las organizaciones que allí están seguirán haciendo sus tareas”, aclaró. Además, al igual que lo hizo en la publicación en Twitter, resaltó: “El rol del retirado es ayudar a quien le toca conducir las fuerzas en esta etapa. La conducción militar no admite doble ni triple jefatura”.

Consultado acerca de la existencia de un reclamo salarial dentro de las fuerzas armadas, Rossi explicó: “Cuando asumí el Ministerio estuvimos reunidos con los jefes, quienes dijeron que el problema que arrastraban en materia salarial era que cobraban una cantidad de suplementos en carácter de no remunerativos y no computaban a la hora de cobrar el haber de retiro”.

Luego aclaró que acompañó el reclamo salarial y que, desde octubre, todos los sumplementos no remunerativos fueron incorporados al salario básico e impactan en el retiro del personal militar.

Por último, Rossi expresó que no tenía “ningún tipo de información” sobre la conformación de una mesa de enlace y aclaró que el “intento frustrado” de hacerlo no tuvo “incidencia alguna en el personal militar en actividad”. “Es más, me están llegando notificaciones de asociaciones de retirados que no han sido invitadas, pero que se manifiestan en disconformidad”, concluyó.

Esta semana, se presentó la “mesa de enlace” militar en la sede de la Sociedad Militar Seguro de Vida. La institución fue presidida por Daniel Reimundes, un militar retirado que estuvo investigado en una causa por espionaje ilegal.

Durante el encuentro organizaciones que nuclean a personal retirado de las fuerzas armadas, de seguridad, policiales, y referentes de estas instituciones anunciaron la creación de la “Mesa de Encuentro Libertador General San Martín”. El objetivo era el de “representar ante la dirigencia política y la opinión pública al conjunto de los uniformados que cumplen servicio en todo el país”.