Por tal motivo el Defensor se reunió con la Ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse y autoridades del banco, el cual es agente de pago de los sueldos de los empleados de la administración pública, para ver de solucionar este inconveniente.

Diversos empleados estatales, como docentes, personal de la salud e incluso empleados de la defensoría, advirtieron que con el pago del mes de octubre se le estaba haciendo un descuento de $650, por parte de una firma que figura como Astros SA, que a su vez estaría haciendo el cobro de una mutual inexistente.

El Ombudsman informó que existe el compromiso del Banco Macro se devolver el monto descontado a todos los damnificados, los que serían aproximadamente 17000 personas. Se calcula que la estafa rondaría los $11.000.000.

“Estamos recibiendo las denuncias en las líneas telefónicas 381-5374355 y 381-6861367, con los datos recibidos iremos a la justicia para demostrar esta maniobra ilícita y tratar de solucionar cómo se filtraron los datos de los empleados” manifestó Juri.