El trabajo de guardavida no es lo que todos ven en las series de televisión. De hecho, todo lo contrario, es más sacrificado de lo pensado debido a que en Tucumán no hay una ley que regule la actividad. Es así que un grupo de socorristas se ha reunido para intentar que se implemente una ley que termine con la precariedad laboral.

El proyecto ya tiene estado parlamentario en la Legislatura, el cual fue presentado por Roque Álvarez pero aún no ha sido tratado en sesión para su aprobación.

“Lamentablemente, Tucumán no está adherida a la Ley Nacional de Guardavidas ni tampoco hay una ley provincial. Nosotros creamos un proyecto para que la provincia tenga una ley propia”

“Hoy en día, el trabajador guardavida lo hace en negro, es decir, lo hacemos muchas horas por un salario muy bajo. no tenemos obra social ni seguro. Hay gente que está trabajando hace 30 años con uno solo de aporte. Eso debe cambiar”

“Un guardavida debe trabajar seis horas y eso en Tucumán no se cumple. Trabajar muchas horas corre contra la efectividad del rescate. Tampoco tenemos elementos de trabajo”, dijo José Badessi, Presidente de la Agrupación Socorristas Unidos, Federación Argentina de Guardavidas, seccional Tucumán.

Fuente: Los Primeros