Desde que comenzó la pandemia, en marzo pasado, los salones de fiestas y eventos están impedidos de trabajar.

El Comité Operativo de Emergencia (COE) Tucumán resolvió flexibilizar nuevas actividades desde el 1 de diciembre y en este caso en particular, posibilitará la reapertura de los salones de fiestas, con la capacidad reducida en un 50% y sin baile. Así lo expresó durante la mañana de hoy el ministro de Seguridad, Claudio Maley, miembro del COE quien apuntó que “dando cumplimiento al distanciamiento social que rige en la provincia, tomamos la decisión de que los salones de fiestas puedan volver a trabajar, pero manteniendo el distanciamiento y eso implica que no se podrá bailar durante las fiestas”.

Julio Heredia, representante de T.A.F.E (Trabajadores Autoconvocados de Fiestas y Eventos) se refirió al tema en Radio Bicentenario y dijo: “nuestras expectativas son buenas, la gente quiere contratarnos, se están reservando fechas, si bien los casos bajaron obviamente somos conscientes tanto nosotros como los clientes de que hay que cuidarse, solo estamos esperando el protocolo para ver de qué manera vamos a trabajar».

Con respecto a las declaraciones del integrante del COE, Heredia agregó: “todavía están analizando, lo que no está claro es la pista de baile y también el horario de extensión, en primer caso era hasta las 01.00 y si implicaría baile, pero hoy lo que dijo el ministro de Seguridad implicaría algo diferente».

El protocolo, el cual se está tratando y se encuentra próximo a aprobarse, determina que los salones deberán funcionar con un 50% de sus capacidades, con horario hasta la una de la mañana como los bares.

Por ultimó explico que los clientes que ya habían contratado algún servicio y fijado fecha pueden arreglar con los dueños de los salones lo que más les convenga. «La decisión de eso lo toma cada salón, el Gobierno no se mete en ese tema nosotros los salones medianos y chicos siempre tratamos de postergar las fechas ya contratadas y arreglar con los clientes. Algunos reprogramaron fechas otros cancelaron y devolvieron señas de dinero».