La producción de las pymes industriales cayó 3,8% interanual en octubre último, principalmente por la falta de insumos en casi todos los sectores, que frenaron la actividad en muchas fábricas, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según la entidad, a ese panorama «se sumó que las exportaciones no repuntan y el consumo interno todavía se mueve con mucha prudencia, impidiendo ampliar el mercado».

De acuerdo con un relevamiento efectuado por CAME, las industrias trabajaron en octubre con una capacidad instalada de 64,9%, es decir, 2,4 puntos arriba de septiembre y levemente por encima de octubre del año pasado (64,3%).

«Los leves incrementos interanuales en el uso de la capacidad en un contexto de descenso de la producción, se explican por el achicamiento del sector industrial frente a las necesidades de liquidez y los protocolos sanitarios», evaluó la entidad empresaria.

Así, en los diez meses ya transcurridos del año, la industria pyme acumuló una baja interanual de 17,8%.

En octubre hubo tres sectores con subas anuales en sus niveles de fabricación: Productos de caucho y plásticos, cumpliendo cuatro meses consecutivos en alza de esa actividad; Químicos (+2,9%) y Electrónicos, Mecánicos e Informática, donde la elaboración trepó 2,7% anual.

En ese último rubro, la producción local se vio favorecida por el menor ingreso de artículos importados, pero también perjudicada por la falta de partes intermedias para su fabricación, indicó CAME.

Calzado y Marroquinería continuó siendo el ramo con mayor declive anual (-20,7%) aunque desacelerándose frente a la baja anual de septiembre (-36,7%).

La ausencia de la demanda escolar y los mayores precios, han quitado ese rubro de las prioridades inmediatas de las familias: pero además en octubre pesó la falta de cuero y otras materias primas que los proveedores no están entregando o no se están aprobando las licencias de importación, detalló el reporte.

Y añadió que el sector Textil tuvo una caída interanual de 10,1%, con cierto aumento en la demanda local, consecuencia en parte del menor ingreso importado; hay insumos como hilo o las mismas telas, que escasean e impiden producir.

En cuanto a Maderas y Muebles, la producción disminuyó 4,5% anual en el mes, por los problemas de fabricación frente a los faltantes de insumos como poliéster, herrajes, tornillos y telas.

Los datos forman parte de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes de todo el país.