El Frente de Todos, con la fórmula presidencial Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner obtenía el 47,37 por ciento de los votos en las PASO. Este porcentaje que lo dejaba a las puertas de una contundente victoria en primera vuelta en las elecciones generales del 27 de octubre. Juntos por el Cambio, el espacio del presidente Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, quedaba a 15 puntos de ventaja, con el 32,23% de los sufragios.

En una elección primaria, signada por la polarización, el Frente de Todos ganó en 22 de los 24 distritos y Juntos por el Cambio solo obtenía triunfos en Córdoba y Ciudad de Buenos Aires, aunque menores a los esperados.