Hace instantes comenzó una protesta en las plantas de producción y distribución de la cerveza Quilmes en Acheral y en la distribuidora de la gaseosa Pepsi, en El Manantial realizada por el Sindicato de Camioneros.

Los trabajadores se encuentran ante un reclamo sindical por la falta de estabilidad laboral de 30 trabajadores, ante el cambio del prestador de la distribución de bebidas. El bloqueo a los accesos de ambas plantas se cumplirá hasta que reciban una respuesta favorable.

Luis Barrionuevo, secretario gremial del Sindicato de Camioneros de Tucumán conto en Radio Bicentenario que ya hace un mes vienen sufriendo esta situación debido a que no tienen una respuesta concreta.

«Tenemos distribuidores que se retiraron y 30 compañeros que no saben si tienen o no trabajo. Hoy comenzamos el mes de diciembre y a los trabajadores no los indemnizaron, y el nuevo empleador tampoco realizo los pasos legales para contratarlos. Las empresas tanto la Quilmes como la Pepsi son dadores de carga y responsables con cada una de estas familias».

Además, Barrionuevo advirtió que la protesta en el día de mañana se podría endurecer si no obtienen un dialogo con los empresarios para resolver la situación.

«Hoy no habrá distribución de ninguna de las dos plantas y esta medida continuará intensificándose mañana si no tenemos una respuesta para los trabajadores y su familia. Nosotros no impedimos el tránsito de calle ni ruta. No hay camiones distribuyendo solo algunos que todavía tienen mercadería, pero si hoy no tenemos ninguna novedad el corte mañana será total», finalizó el referente.