El Instituto Provincial de Lucha contra el Alcoholismo (IPLA) intensificó los controles durante el fin de semana largo que pasó. Tras realizar numerosos controles en negocios de toda la provincia, se procedió a la clausura de establecimientos que no cumplían con las normas y de una fiesta clandestina.

«Se realizaron más de 50 actas de infracción por venta de alcohol fuera de horario, por venta a menores y por falta de habilitación», contó el interventor del IPLA, Samuel Semrik.

El domingo en el marco de un operativo de control, inspectores constataron la realización de una fiesta clandestina en El Timbó. «Se detectó el lugar donde se realizaba y se produjo el decomiso de equipos de música, grupos electrógenos, bebidas alcoholicas y se disperso la fiesta», afirmó Semrik que aseguró que al momento de llegada del IPLA, a las 2am ya habían 250 personas en el encuentro.

El interventor sostuvo que «hay mucha gente con responsabilidad y conciencia social que tiene temores y que ve estos movimientos de mucha gente sin protocolo y nos avisa al Whatsapp 3815163245 (sólo mensajes) y en las redes sociales».