El Instituto de Investigación en Medicina Molecular y Celular Aplicada (IMMCA), dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, la Universidad Nacional de Tucumán y el Sistema Provincial de Salud, trabaja desde mayo en el desarrollo local de un kit diagnóstico que permite la detección de anticuerpos para coronavirus. Este miércoles inició la primera prueba para su producción en el Laboratorio de Salud Pública de la Provincia.

La directora de la institución, docente de la UNT e investigadora del CONICET, Rosana Chehin, destacó que la función primordial del IMMCA es realizar investigación que pueda ser aplicada a la clínica y se refirió a la importancia del actual desarrollo, principalmente al momento de proveer mejores terapias de sueros de pacientes recuperados y para constatar los niveles de inmunidad que se desarrollen posterior a la inminente vacunación que se realizará contra Covid-19.

Si bien la profesional explicó que en el momento existen kits comerciales para tales fines, enfatizó que la falta de disponibilidad de los mismos no es muchas veces la adecuada para dar respuesta en época de pandemia a las necesidades del Sistema Provincial de Salud, motivo por el cuál en el laboratorio del IMMCA se produjo la proteína de superficie del coronavirus por medio de técnicas de biología molecular y celular, para realizar posteriormente un inmuno-ensayo capaz de detectar anticuerpos neutralizantes.

La técnica que desarrollaron los investigadores en laboratorio se llama ELISA- ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas- y se trata de una producción in-house, porque no se realiza con fines comercializables, sino para ser usados por el Sistema de Salud.

Chehin agregó que una vez producida en cantidad y calidad adecuada la proteína de superficie del coronavirus RBD, (en la noción gráfica del Covid-19 lo que se produjo en laboratorio serían las espinas que rodean a la esfera con la que se lo representa comúnmente y especialmente las puntas de esas espinas, ante las cuales se desarrollan los anticuerpos que impiden que el virus entre en las células) se hace posible medir esos anticuerpos tipo neutralizantes, lo cual es fundamental a la hora de clasificar el suero de los pacientes convalecientes entre aquellos que tienen altos títulos y más eficiencia clínica, de aquellos que tienen bajos títulos y menor efectividad en el tratamiento, se detalló desde la web de comunicación del gobierno provincial.

“Estamos trabajando desde mayo con el Sistema de Salud y muy acompañados para el desarrollo de este test. Los test comerciales más difundidos no dosan esta proteína, sino una interna del coronavirus, pero el hecho de poder tener este desarrollo en Tucumán, generarlo de forma conjunta con el Sistema, que tengan disponibilidad a demanda y un costo mucho menor que el comercial representa una ventaja competitiva”, enfatizó la investigadora, al tiempo que explicó en la actualidad se encuentran en proceso de transferencia de la tecnología al Laboratorio de Salud Pública.

Las validaciones internas en el IMMCA se realizaron con más de 1.000 sueros, indicó Chehin y en ese sentido sostuvo que los números arrojados por el test son estadísticamente muy positivos respecto a su capacidad de discriminar y producir una cuantificación adecuada de los sueros convalecientes. El proceso de transferencia, que inició ayer en el hospital Néstor Kirchner, implica la realización de las primeras pruebas en el Laboratorio de Salud Pública, con sus equipos y profesionales y la puesta en marcha de los ajustes necesarios para que puedan empezar. a usarlo.