Fernando Juri Debo, defensor del pueblo de Tucumán, comentó el proceso que lo llevó a denunciar y aportar al inicio de la investigación por montos descontados sin consentimiento a las cuentas de trabajadores públicos cuyos depósitos corresponden al Banco Macro. La entidad bancaria no deberá descontar dinero por 90 días a las empresas sospechadas por posibles estafas o asociaciones ilícitas.

«Fuimos al Ministerio Público Fiscal, haciendo la facultad de Defensor del Pueblo con una denuncia colectiva al haber muchos afectados, y el fiscal Pedro Gallo, en menos de una semana, determina la cautelar. Ayer ordenó al Banco Macro que no descuente por 90 días a ninguna de estas empresas denunciadas», sostuvo Juri Debo.

«Eran 4.600 empleados estafados por esta gente puesto que no daban ningún servicio y descontaban los 650 pesos. El banco hizo el retorno del dinero, pero empezaron a surgir otros nombres, con los que nos daba a pensar que estábamos ante una posible defraudación»

Sobre advertencias y consejos a los empleados públicos damnificados o que puedan afrontar situaciones similares, Juri Debo emitió: «va a saltar a la luz qué pasó ante una posible estafa. El fiscal caratuló la causa como posible estafa y asociación ilícita. Estamos preocupados, son 17 mil aproximadamente los empleados afectados, pedimos que se tomen 5 minutos de su tiempo cada mes después de cobrar, que miren el resumen de cuentas de las cajas de ahorro de sueldo, o en el Home Banking en descuento y nombre. Inmediatamente deben ir a la Defensoría del Pueblo así podemos actuar».

Por último, en torno a las empresas responsables del fraude al Banco Macro y los empleados públicos, el defensor del pueblo reveló: «empezamos a averiguar e investigar y nos damos con que había una empresa que juntaba 650 pesos a los empleados sin autorización por cuenta de orden de la mutual que ya hace 20 años que tenía suspendida su matrícula, es decir, que no existía».