Rogelio Frigerio criticó al gobierno de Alberto Fernández y analizó la situación de la oposición. En ese punto pidió «no sacar la cancha a Mauricio Macri», ya que el expresidente «tiene mucho que aportar».

«La Argentina adolece de todo. Nos falta todo. También expresidentes que trabajen ayudando a los objetivos de la Argentina. En otros países hay expresidentes que trabajan para la democracia, para impulsar a jóvenes dirigentes en sus espacios, poniendo sobre la mesa su experiencia», comenzó el ex ministro del Interior.

Entonces dirigió su atención al ex mandatario nacional: «Mauricio Macri tiene experiencia, tiene contactos internacionales que la Argentina necesita. Tiene muchas cosas que aportar. No creo que haya que sacarlo de la cancha. Tiene muchas cosas que aportan en función de esos objetivos que requiere el país».

En el programa «RM» (A24) aseguró que será «la gente» quien defina los liderazgos de la oposición.

«Ponerlo en nombres propios no es tarea de la dirigencia política, es tarea de la gente. El liderazgo original de Cambiemos lo determinó la gente en las PASO de 2015. Hasta ese momento no había un líder, y la gente, con su voto, definió que ese líder fuera Mauricio Macri», dijo Frigerio. «Hoy todavía la gente no lo dijo, es demasiado pronto. Mientras tanto hay una conducción colegiada, que está bien».

Además, dio una interpretación personal sobre las críticas que el propio Macri lanzó hacia el «ala dialoguista» de su administración, con Frigerio, Monzó y Massot. Y negó que sus palabras hayan sido un cuestionamiento directo.

«Si uno analiza con frialdad lo que dijo el expresidente, en realidad lo planteó como que debió haberse metido más en ese tema. Y de alguna manera era lo que nosotros le pedíamos. Necesitábamos que el presidente asumiera el rol de generar acuerdos en primera persona», explicó sobre ese asunto.

En varios tramos de la entrevista, Frigerio criticó al gobierno del Frente de Todos.

«En su momento estuvo en duda la continuidad de los valores democráticos en la Argentina: división de poderes, independencia de la justicia. Muchos de esos problemas siguen presentes. Lo que hubo, a favor de estos valores democráticos, fue una concientización de la sociedad, pero no tanto por la dirigencia política sino por la gente», dijo sobre el aspecto político.

En cuanto a la cuestión económica, dijo, «estamos peor», aunque no solo por la pandemia del coronavirus.

«La pandemia impacta negativamente en todos los países de la Tierra; en la Argentina, como suele pasar, se amplifica y estamos siempre con los peores números, la cuarentena más larga», evaluó.

Y profundizó: «Tenemos problemas producto de la pandemia pero lo que hicimos en este año fue amplificar los problemas preexistentes. Hoy todos los problemas están peor. El gobierno tiene que tomar nota de eso».

En ese sentido, remarcó la ausencia de rumbo desde el gobierno.

«No hay señales claras de hacia dónde queremos ir. Eso es un ya un problema en sí mismo. En la administración pública hay cosas concretas que definen el rumbo de un gobierno: el presupuesto y el programa monetario. No se debatió. Nadie cree que pueda concretarse el presupuesto», dijo Frigerio.

Por último, se refirió al pedido de Cristina Kirchner sobre tender puentes para el diálogo, en una carta a mediados de año. «Antes de iniciar el diálogo hay una condición previa: la confianza», destacó. Y agregó sobre la carta de la vicepresidenta de la Nación: «Lo de Cristina no lo sentí como una autocrítica genuina, como una visión desde la humildad para convocar al diálogo».