El diputado por Tucumán, Pablo Yedlin, habla con conocimiento de causa ya que es profesional de la salud y vale sus consideraciones cuando se lo consulta sobre el impacto de la pandemia de coronavirus. En tal sentido, manifestó que «así como no podemos darnos el lujo de una PASO (elecciones primarias), menos podemos darnos el lujo de no tener clases».

«Ya sabemos que es lo que tenemos que hacer y debemos empezar a trabajar en la vuelta a las aulas», apuntó el exministro de Salud de Tucumán. Sostuvo que si bien durante este año se hizo un gran esfuerzo para el dictado de clases, «los chicos fueron el grupo más castigado durante la pandemia y el próximo año deberían volver a las clases presenciales, con todos los cuidados necesarios porque todavía tendremos casos de coronavirus».

Pablo Yedlin estimó que para poder contener el virus será necesario vacunar al 90% de la población, por lo que estimó que deberemos seguir conviviendo con la pandemia hasta fines del próximo año. «La baja de casos que se registraron en las últimas semanas, no es más que un veranito y hay que disfrutarlo. Pero no es para pensar que esto ya pasó, porque todo dependerá de cómo nos comportemos y tal vez en marzo tengamos una segunda ola de contagios», advirtió.

La suspensión de las PASO

El diputado tucumano que impulsó del proyecto ley para suspender las elecciones Primarias Abiertas Simultánea y Obligatorias (PASO), explicó que lo motivó razones sanitarias y económicas, ya que el país atraviesa la pandemia de coronavirus y una de las peores crisis económicas. Por esa razón, explicó que solo se plantea la suspensión de las elecciones internas previstas para agosto de 2021 y el ahorro de los recursos, será destinado al sistema de salud.

Yedlin admitió que en cuanto a su futuro político, este año cumple su mandato, le agradaría tomar parte de las próximas elecciones para la renovación de las bancas a Diputado y a Senador. «Me gustaría seguir cumpliendo con esta tarea legislativa, donde el partido y la provincia lo requiera», afirmó.