La inflación se desaceleró al 3,2% en noviembre tras el pico alcanzado en octubre, por lo que el acumulado anual se ubicó en el 35,8%, informó hoy el INDEC. En los primeros once meses del año, el Índice de Precios al Consumidor registró un incremento del 30,9%.

Se ubica 17,4 puntos porcentuales por debajo de igual período del 2019. La suba de noviembre fue inferior al 3,8% de octubre, el dato más alto de 2020, y al 3,3% de marzo.

Pero superó al resto de los meses, incluyendo al 2,8% de septiembre, que fue el cuarto período más elevado. A partir de julio, con el 1,9% de alza, se inició una racha de tres subas consecutivas: agosto con el 2,7%; septiembre con el 2,8% y octubre, 3,8%.

En noviembre, los rubros que tuvieron los aumentos más fuertes fueron «Recreación y Cultura», con el 5,1%, por la mayor apertura de actividades presenciales en gimnasios y alquiler de canchas, y «Equipamiento y Mantenimiento del Hogar», con el 3,9%, contra 4,5% de octubre.

En tanto, el sector de «Alimentos y Bebidas no Alcohólicas», el que más impacto tiene en sectores de menores recursos y sirve de base para la canasta básica, creció 2,7%, contra el 4,8% que había alcanzado en octubre. Las divisiones Educación (0,4%) y Comunicación (-0,6%) fueron las que registraron menores variaciones de precios con relación a octubre, en particular por el comportamiento estable de los servicios educativos y los de telefonía.

El rubro «Prendas de vestir y calzado» subió 3,7% en noviembre, mientras que el mes pasado había registrado un alza del 6,2%, y Transporte creció 3,6%, contra 4,2% de octubre.

Según el informe, los «Bienes» (3,4%) mostraron un alza superior a la del nivel general en noviembre, mientras que el incremento en «Servicios» (2,6%) se ubicó por debajo.

Estos factores también incidieron en la dinámica diferencial observada en la categoría inflación núcleo (3,9%), que mostró una variación superior a las registradas en las categorías estacionales (2%) y regulados (1,2%).