El Banco Central (BCRA) prorrogó hasta el 31 de marzo la suspensión del cobro de comisiones para las operaciones y cargos en cajeros automáticos, así como de los intereses punitorios sobre cuotas de créditos impagas, a excepción de las financiaciones con tarjetas de crédito. También informó que se podrá seguir retirando en una única operación al menos hasta $15.000.

De acuerdo con la disposición adoptada ayer por el Directorio del Central, no pagarán comisiones quienes tengan cuenta en un banco y usen un cajero de otra entidad, pertenezca o no a la misma red.

“La norma establece que las entidades financieras no pueden hasta el 31 de marzo de 2021 cobrar cargos ni comisiones por las operaciones efectuadas mediante todos los cajeros automáticos, sin distinción alguna entre clientes y no clientes, independientemente del tipo de cuenta a la vista sobre la cual se efectúe la correspondiente operación, y de la entidad financiera y/o la red de cajeros automáticos a la cual pertenezca”, detalló la entidad que lidera Miguel Pesce.

También detalló que en todos los cajeros automáticos, las personas puedan extraer, por día y en una única operación, al menos hasta $15.000, sin distinción entre clientes y no clientes del banco o de la red.

La de ayer es la tercera prórroga de la medidas adoptadas en el marco de la pandemia de coronavirus para evitar la circulación de personas que se dirigían hasta una sucursal del banco del que eran clientes para no pagar las comisiones por cada operación en otra entidad. El objetivo fue que se pudiera usar el cajero automático más cercano.

Con el levantamiento de las restricciones, la disposición sigue vigente porque aun hay personas de riesgo que se ven más protegidas si no deben viajar hasta su banco, pero también por el resto de las medidas que la integran, entre ellas la posibilidad de pasar las cuotas impagas de los créditos (excepto financiaciones de Tarjetas de Crédito) al final de la vida del crédito, devengando sólo la tasa de interés compensatoria prevista contractualmente, y sin aplicar ningún cargo extra.

La disposición mantiene también hasta el 31 de marzo la decisión que incrementa en 60 días los plazos de mora admitida para los niveles 1, 2 y 3, tanto para la cartera comercial como para la de consumo o vivienda, y suspende la recategorización obligatoria para la “Clasificación de deudores”. Además, dispone mantener la suspensión de la distribución de resultados de las entidades financieras hasta el 30 de junio del próximo año.