Cerca de las 9 de la mañana de este jueves, llegó al Depósito Central del Siprosa una nueva remesa de 6.300 vacunas Sputnik V, que se emplearán para continuar con los operativos de vacunación en toda la provincia a partir de mañana.

Estas dosis, junto con las 5.400 que llegaron hace una semana, completan las 11.700 que estaban previstas por el Ministerio de Salud de la Nación para Tucumán, en una primera etapa.

“Cabe aclarar que esta no es la segunda dosis, sino que son más vacunas de la primera partida de 11.700”, remarcó la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, quien indicó además que la segunda parte de la inoculación debe ser aplicada “luego de 21 días, en adelante, y hasta tres meses después de la primera dosis”.

Esta partida de la vacuna rusa estará destinada al personal de emergencias de todo el sistema de salud y se extenderá para empleados del sector privado: “llegará a quienes atienden en geriátricos, personal que atiende a pacientes de diálisis y de laboratorios privados”, precisó la médica.

«Ya vacunamos al 90% del personal de salud de los primeros padrones y tenemos una gran aceptación. Hay más de 2.500 voluntarios inscriptos en el sistema provincial de salud para recibir la Sputnik V”, destacó la ministra sobre el éxito de la campaña.

Por otro lado, recordó que por el momento pueden recibir la dosis “personas menores de 60 años, es decir, hasta 59 años”.

Sobre los efectos adversos, dijo: “Estamos siguiendo al personal vacunado. Tenemos un link donde cada persona puede acceder y contar cuáles son, dentro de los efectos adversos previstos para la vacuna, qué siente cada paciente, como dolor en el brazo, cefalea o fiebre. Los resultados van del 6 al 13% de efectos adversos, que son los previstos para cualquier otra vacuna, como la antigripal”.