Pasan los gobiernos el campo sigue

Carlos Federico Khon invitó a escribir a la Contadora Pública Nacional y productora ganadera de Santa Fé "Virginia Buyatti Giovanovich" para analizar juntos el rumbo del campo pos las PASO. 

0

En la primer conferencia de prensa pos domingo de las PASO, Macri expresó que el «lunes negro» -suba del dólar y del riesgo país, baja de las acciones y los bonos argentinos en el exterior, en resumen terror de los mercados por lo que puede venir- era consecuencia del resultado de las elecciones.

Me pregunto: ¿Quién instaló esas ideas y las desparramó por todo el mundo? Sin dudas el  propio gobierno y sus voceros, que se encargaron de vociferar a diestra y siniestra todos los males que nos acarrearía un resultado desfavorable para ellos. En lugar de proclamar sus logros, reales o supuestos pero al fin de cuentas lógicos de difundir en una campaña electoral, se inclinaron por la campaña del terror y fue ella la gran triunfadora, como reza el dicho, el que siembra vientos recoge tempestades y la especulación del mercado hizo el resto del trabajo.

Posterior a ello el miércoles dice Macri que tomo medidas, cuando en realidad son ajustes por inflación, para compensar la debacle del lunes, algo de populismo con los combustibles y ninguna medida de fondo, resumiendo: No escucho nada. Fue, es y sigue sordo con quienes le dimos apoyo desde el primer día, la clase media y particularmente el sector agropecuario. A quienes indirectamente nos beneficia el congelamiento de los combustibles (insumo sensible al bolsillo máxime en época de cosecha) y las “aspirinas” al consumo quien venía perdiendo un 13% de poder adquisitivo con respecto a la carne. El
feedlotero va a estar castigado sencillamente porque no hay plata, va a costar convalidar los precios y mantener el volumen de compras por parte de un mostrador que está golpeado.

Por otro lado no comparto el excesivo fatalismo que algunos colegas productores vuelcan en las redes sociales. No creo que un posible gobierno de Alberto Fernández nos transforme en una nueva Venezuela. Podremos tener muchísimas diferencias con él, no abrazar sus principios, pero también debemos reconocer que no es una persona dispuesta a rifar su capital político encarando una tarea de demolición del país como hicieron Chávez y Maduro en la hermana república Sudamericana.
Tampoco está dicha la última palabra y aún no se sabe que ocurrirá en las elecciones de octubre y que aún de ganar Alberto Fernández, estamos a años luz de ser otra Venezuela, porque la Argentina tiene otras posibilidades y perspectivas que van más allá de quienes la gobiernan.

En cuanto a cómo seguiremos transitando esta revuelta los productores, decir que no se avizoran tiempos difíciles sería negar la realidad una realidad que ya venía complicada y a riesgo de agitar canarios, con abrir mercados no bastaba.
Pero llorar sobre la leche derramada, los 3 años y 7 meses perdidos una vez más sin poder contar con una política agropecuaria que trascienda a más de un periodo político, sería bueno y con esto hago un llamado a todos los colegas agropecuarios a que nos encuentre unidos, con suficiente apertura mental y más creativos que nunca.

Aún queda mucho camino por recorrer y puentes que extender. Somos, fuimos, seremos el motor del país! Productores de alimentos para la mesa de los argentinos también del exterior, posibilitando a través de los exportadores el ingreso de dólares y creadores directos e indirectos de fuentes de trabajo. Hagámonos valer, hagámonos escuchar y escuchemos. Teniendo siempre presente esta consigna “los gobiernos pasan, el campo sigue”.

Por Virginia Buyatti Giovanovich – C.P.N. Productora Ganadera