Treinta y nueve personas privadas de la libertad, que realizaban la cuarentena por protocolo de Covid-19 en el Centro de Recepción de Detenidos (Ce.Re.De), fueron derivadas al Penal de Villa Urquiza y a la Unidad Numero 3 de Concepción, cumpliendo todas las normas sanitarias de seguridad. Los detenidos cumplieron 14 días de aislamiento y luego de realizarles los hisopados con resultados negativos, el personal policial realizó el traslado correspondiente, 30 de ellos fueron llevados al Penal de Villa Urquiza y los otros 9 a la Unidad de Concepción.

El traslado se realizó durante la jornada de ayer, en el marco de un fuerte operativo de seguridad diagramado por el Departamento de Operaciones Policiales (D-3), a cargo del Comisario General Carlos Carrillo, y supervisado por el Jefe de la Unidad Regional Capital (URC), Comisario Ricardo Fresneda. Efectivos del Grupo CERO, Infantería de la regional Capital y el Gomt, trabajaron para que todo el procedimiento se realice sin inconveniente.

La unidad especial denominada Ce.Re.De fue acondicionada exclusivamente para albergar a los detenidos durante la pandemia, ya que los médicos controlan su estado de salud, es el paso previo que deben cumplir antes de ingresar al Penal. “El albergue de los detenidos en el Ce.Re.De es para resguardar la salud de toda la población carcelaria de la provincia. Algunos de estos detenidos tienen prisión preventiva y deben esperar su condena. Otros ya están condenados por homicidio o robos agravados en banda, algunos fueron casos que causaron mucha repercusión en la sociedad”, explicó el Comisario Fresneda quien confirmó que varios de los trasladados son considerados peligrosos.

Hace un mes también se realizó el traslado de 15 mujeres que tenían distintas penas ordenadas por la Justicia, cumplían el aislamiento en este Centro, luego fueron llevadas por el personal femenino al Penal de Mujeres de Banda del Rio Salí.