A través de la Resolución General 4557, la AFIP ha creado el nuevo plan de pagos que se había anunciado y que era muy esperado.

El mismo busca dar oxígeno a los contribuyentes, especialmente a las MiPyMEs, para que puedan transitar este contexto económico turbulento.

Según sus considerandos, teniendo en cuenta la magnitud de los acontecimientos económico-financieros que afronta el país, la AFIP considera oportuno implementar nuevos planes de facilidades de pago que permitan regularizar obligaciones impositivas y de los recursos de la seguridad social, vencidas hasta el día 15 de agosto de 2019, así como la posibilidad de refinanciar determinados planes vigentes del Título I de la Resolución General N° 4.477.

Los contribuyentes podrán adherirse al plan entre el 2 de septiembre y el 31 de octubre próximo y reformular los planes permitidos de la Resolución General 4477 entre el 17 de septiembre y el 31 de octubre próximo.

Alguno de los aspectos positivos de la nueva normativa son:

1) Se permite incluir deudas vencidas al 15/08/2019. Es decir, deudas vencidas hace muy pocos días.

2) Se creó una nueva caracterización de contribuyentes: Los contribuyentes asimilables a aquellos que registren la condición de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas inscriptos en el Registro de Empresas MiPyMEs.

Esto es una de las modificaciones más relevantes que se ha vendio solicitando a la AFIP desde hace varios años.

Sucede que hay muchas pymes, sobre todo las que tienen problemas financieros y económicos, que no han podido cumplir con algunas de sus obligaciones, motivo por el cual no se han podido inscribir en el Registro de Empresas MiPyMEs.

Dado que la AFIP exigía la inscripción en el Registro de Empresas MiPyMEs, estas empresas quedaban categorizadas como «resto de contribuyentes» junto a las empresas grandes, perdiendo los beneficios que más necesitaban.

Ahora, con esta nueva medida, la AFIP analizará las ventas declaradas en el impuesto al valor agregado y siempre que hayan presentado las declaraciones juradas del último año calendario, y si no se supera el tope de ventas para la categorización como Mediana Empresa Tramo II de la Resolución (SEPYME) 220/2019, se considerará al contribuyente como asimilable a MiPyME.

3) Se otorga la posibilidad de regularizar la deuda en hasta 120 cuotas para las MiPyMEs y asimilables.

4) La tasa de financiación para las MiPyMEs y asimilables, como así también para los monotributistas y autónomos, es el 60% de la tasa TM20 en pesos de Bancos Privados publicada por el BCRA, vigente para el día 20 del mes inmediato anterior a la consolidación o del trimestre calendario en el que vence la cuota y tiene un tope del 2,5% mensual.

La tasa TM20 vigente a Julio 2019 era del 51%, es decir, que el 60% es 30,6% pero ademas se aplica el tope del 2,5% mensual.

En el contexto actual de tasas de interés y de la inflación, es una muy buena tasa de financiación.

5) No se exige pago a cuenta para las MiPyMEs ni para los asimilables a las mismas.

Esto es importante porque en ocasiones las MiPyMEs no cuentan con la capacidad financiera para realizar el pago a cuenta.

6) La primer cuota vence el 16/12/2019.

7) Las fondos embargados a los autonomos, monotributistas, MiPyMEs y asimilables quedarán liberados si sos contribuyentes incluyen la deuda que dio origen a esa medida en el plan de pagos.

Esto es muy positivo. Estos contribuyentes tienen hoy fondos embargados y con la adhesión al plan para regularizar la deuda, se les liberará los mismos.

8) Se suspenden los embargos por 90 días corridos hasta el 12/11/2019 (el plazo se cuenta desde el 14 de Agosto de 2019) para las MiPyMEs inscriptas en el Registro de Empresas MiPyMEs y las asimilables.

9) Beneficio adicional de acuerdo al mes en que se adhieran al plan:

a. Adhersiones en Septiembre 2019: reducción de la tasa de financiación de la primer cuota en un 66,67%.

b. Adhersiones en Octubre 2019: reducción de la tasa de financiación de la primer cuota en un 50%.

10) No se toma en cuenta la categoría SIPER para definir la cantidad de cuotas como tampoco para definir la tasa de interés.

Esto también es muy positivo. Muchas veces los contribuyentes con incumplimientos son aquellos que más necesitan de un plan de pagos que le asista financieramente.

Y la utilización del SIPER como scoring, penaba a los que mas necesitaban de planes, con menos cuotas y mayores tasas de interés.

11) Los contribuyentes pueden adherirse más de una vez a este plan de pagos.

Esto es positivo porque puede adherirse y si luego detecta que tiene otra deuda que puede regularizar, solicita un nuevo plan.

12) Se permite regularizar retenciones y percepciones impositivas.

13) Se permite la adhesión al resto de contribuyentes que no son MiPyMEs ni asimilables a las mismas.

Por ejemplo, podrán adherirse las empresas grandes. Esto no estaba anunciado, se pensaba que el plan iba a ser solamente para las MiPyMEs.

14) Se permite incluir la deuda de planes cuya caducidad se produjo durante el mes de julio de 2019 o rechazados a partir del 1 de julio de 2019.

15) El monto mínimo de la cuota es bajo: $1.000 en lo referente al capital. Es decir, la cuota será mayor ya que contemplará el interés de financiación.

16) Se pueden regularizar las deudas por honorarios de los abogados de la AFIP en hasta 12 cuotas sin interés. Dependiendo de cada caso, se podrán ver reducidos en un 30%.

17) Los planes previstos en los incisos a) y b) del Art. 1 de la resolución general (AFIP) 4477 presentados hasta el 31/08/2019 pueden refinanciarse en las condiciones que establece esta nueva Resolución General 4557.

 

Fuente: I Profesional