El Tribunal Oral Federal 5 dejó sin efecto la intervención judicial y devolvió la administración y recaudación de los bienes comprendidos en la causa Hotesur y Los Sauces a la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien está acusada en ambas investigaciones por presunto lavado de dinero.

La decisión fue adoptada por los jueces Daniel Obligado y Adrián Grunberg, con disidencia de Adriana Palliotti, quienes hicieron lugar al pedido de la defensa de la Vicepresidenta de recuperar el control de la administración de Los Sauces y Hotesur, y el condominio de Máximo y Florencia Kirchner.

Obligado y Grunberg tomaron esa determinación pese a que el fiscal Diego Velasco sólo había avalado que se le devolviera el poder sobre aquellos bienes comprendidos en la causa Los Sauces.

Además, designaron veedores informantes así como imponer la inhibición general de bienes de los dos expedientes y el condominio de Máximo y Florencia Kirchner.