El Instituto Nacional de Estadística y Censos indicó que la canasta básica total aumentó en julio 2,5% en relación al mes anterior. Es decir que una familia tipo, compuesta por dos adultos y dos niños, necesitó un total de $31.934,44 para no caer por debajo de la línea de pobreza.

Desde el INDEC, también comunicaron que una familia debió tener $12.773,78 para no caer en la indigencia porque la Canasta Básica Alimentaria (CBA) se encareció 2,9% en julio mientras que en lo que va del año, aumentó un 25,3% y en los últimos doce meses, trepó al 57,3%.