La ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, criticó las nuevas medidas restrictivas impuestas por Alberto Fernández y dijo que «la prohibición y la agitación del miedo no puede ser la única política que encuentra».

Respecto de las decisiones del Ejecutivo Nacional, dijo que «hemos visto medidas improvisadas, sin diálogo con la mayor parte de los gobernadores».

En diálogo con el canal TN aseguró que lo más grave es que son «medidas indiferentes con la realidad cotidiana de cada uno de los argentinos».

«Es la indiferencia de no entender que el lunes hay muchas familias que no tienen con quién dejar a sus hijos porque sus abuelos están encerrados porque no se quieren contagiar porque todavía no le dieron la primera o la segunda dosis», insistió.

Además, diferenció que «no se trata de que quienes hacemos política no entendamos que la prioridad es que cada argentino tenga un respirador o una cama cuando la necesita».

«Cuando uno enfrenta una crisis de esta magnitud lo que se espera de quienes gobiernan es primero calma, tranquilidad, planificación y profesionalismo», definió.

Y apuntó, sin hacer nombres, a quienes ocupan cargos ejecutivos. «Yo creo que quien gobierna hoy, en cualquier cargo, no puede darse el lujo de enojarse».

Vidal intentó correrse de la confrontación entre el kirchnerismo y Juntos por el Cambio. «La verdadera grieta hoy es entre la política y la gente». sopesó.

Luego contrastó lo que se hace en la Provincia de Buenos Aires con lo que hace su amigo Horacio Rodríguez Larreta ante la pandemia.

«Tiene que haber más testeo, en la provincia de Buenos Aires falta testeo. Tiene que haber rastreo de personas que potencialmente se puede contagiar. La Ciudad lo hace, lo hizo con los docentes, con las personas que volvían de viaje. Tiene que haber aislamiento. En todos los países del mundo la restricción no es la única política», insistió.

Sostuvo, ante la suspensión de las clases, que «en la escuela no hay un foco de contagio».

Y citó: «Lo dicen estudios de la Ciudad, del Ministerio de Educación nacional, lo dicen otros ministros de educación y muchos otros países. Tal vez, si la situación se vuelve aún más grave, es una medida que haya que considerar: la última. En la cadena de medidas que hay que tomar considerando las restricciones, la escuela es la última, no la primera», opinó.

«Juntos por el Cambio apoyó a Kicillof cuando lo necesitó»

«Me pregunto cuál habría sido la respuesta del sistema de la provincia sin SAME», lanzó Vidal en un mensaje directo a Axel Kicillof.

«Hoy hay 119 municipios y casi 14 millones de bonaerenses que si tienen síntomas de covid y tienen que ser trasladados en una ambulancia. En todos los hospitales hay una guardia preparada para recibirlos, porque las guardias estaban destruidas cuando llegué a la gobernación», enumeró, ante los habituales reproches del gobernador por la herencia recibida.

«El punto no es entrar en esta discusión chiquita», dijo para evitar la confrontación directa.

Vidal reveló que tuvo contactos con su sucesor el año pasado pero luego no volvieron a contactarse.

«Tuvimos algunos intercambios el año pasado por leyes que él necesitó y que nosotros lo acompañamos en todo lo que el gobierno provincial pidió a lo largo de la pandemia. Cada ley que el gobierno de la Provincia necesitó, Juntos por el Cambio la apoyó. Yo siempre estoy a disposición para ayudar, para mí no es imaginable que la política se meta en esto», terminó.