El gobernador Juan Manzur mantuvo una reunión con todo su gabinete y evaluó la situación epidemiológica de Tucumán. Si bien el aumento de casos de coronavirus es sostenido, el reporte local es diferente a lo que se experimenta en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires).

Es por eso, que tras el encuentro de Manzur y sus funcionarios, se conoció que la Provincia apoya las medidas restrictivas anunciadas por el presidente Alberto Fernández en la noche del miércoles pero por ahora no habrá adhesión provincial.

Según informó la ministra de gobierno Carolina Vargas Aignasse, en el único cambio que se avanzará será en la modificación del horario comercial. Trascendió que luego de la reunión del Comité de Emergencias, que se llevará a cabo durante la mañana de este viernes, se anunciará el retorno del horario corrido y se establecerá a las 19 como hora tope para el cierre de los comercios. Sólo resta definir si la apertura de los locales será a las 9 o las 10. Con este cambio quedaría superado el conflicto que mantienen desde el inicio de abril el Sindicato de Empleados y Obreros del Comercio (SEOC) y la Cámara de Comerciantes de San Miguel de Tucumán.

El gobierno provincial pretende que, cuando cese el paro de UTA, no haya cruces en el uso del transporte público de pasajeros entre las actividades escolares y las comerciales. Por ahora las clases continuarán dictándose en ambas modalidades, virtual y presencial.

Por último, la ministra Vargas Aignasse solicitó que todas las actividades guarden respeto a los protocolos sanitarios para poder sostener el desarrollo económico, mientras el sistema sanitario pueda dar respuestas.