El pasado viernes el Comité Operativo de Emergencias (COE) anunció que entre las medidas dispuestas para contener la escalada de casos de coronavirus, se modificaba el horario comercial. Con el objetivo de disminuir la circulación de personas el COE, determinó que los comercios atiendan en horario corrido de 10 a 19, desde hoy, de lunes a viernes y de 9 a 15 los sábados.

La Sociedad de Empleados y Obreros del Comercio (SEOC) denunció que hay un grupo de comerciantes del microcentro que no acepta la resolución del COE y que atenderá en horario cortado, ante lo cual, el secretario de administración del gremio, Oscar Cano anticipó, “Vamos a hacerlos cerrar con las fuerzas públicas; el Ministerio Público Fiscal debe hacer cumplir las disposiciones del COE”, afirmó.

Por otra parte, Cano estimó que en las próximas horas saldría una cautelar presentada ante la Justicia para que se cumpla el convenio firmado en 2020 con la Cámara de Comercio, para que se trabaje de corrido desde el 1 de abril con el fin de mejorar la calidad de vida de los empleados.

En tanto, algunos comerciantes del microcentro confirmaron que atenderán de 9 a 13 y de 16 a 20 “para cooperar con la situación sanitaria de la provincia”. Los propietarios de los negocios afirman que su decisión se respalda en un decreto municipal firmado en noviembre de 2020, el cual les permite elegir el horario de trabajo siempre que sea entre las 7 y las 21.

Las diferencias entre el gremio de SEOC y los comerciantes del microcentro quedarán nuevamente expuestas durante este lunes y la tensión se hará sentir durante el horario de cierre de los negocios.

Cabe recordar que los municipios de Yerba Buena y Concepción, no adhirieron a la resolución del COE y no habrá modificación en los horarios de la actividad comercial.