Matheo tiene 14 años y se encuentra internado en el hospital de Niños tras recibir un balazo en el pecho por parte de un delincuente que le robó el teléfono celular.

Lorena y Mateo forman parte de un grupo de 50 personas que de manera independiente se encargan de organizar la recepción de ropas para luego donárselos a los más necesitados.

Como cada sábado, madre e hijo fueron en moto hasta el galpón donde concentran las donaciones y donde además funciona un merendero. Cerca de las 9.30, una pareja de motochorros los interceptó: el adolescente, que quiso auxiliar a su madre, recibió un disparo en el pecho y fue trasladado de urgencias hasta el hospital de Niños. Los maleantes huyeron con el celular de la mujer.

«Se le acercaron dos personas, uno de ellos estaba en una moto. Le querían sacar la mochila y no pudieron. Entonces, uno de ellos se vino hacia donde yo estaba y mi hijo quiso protegerme. Él se dio vuelta y le pegó un tiro en el pecho. Le tiró a matar», comentó su madre.

Tras el violento episodio, los delincuentes le robaron el teléfono celular y huyeron. Según los testigos, a los pocos metros ingresaron a robar en un local comercial.

Piden rezar por la vida de un adolescente baleado durante un asalto

“Mi hijo sigue en estado crítico. Los médicos pudieron detener la hemorragia por el momento pero el riesgo existe. La bala le dañó el hígado, un pulmón y quedó alojada en la columna”, contó Lorena Sánchez, la madre de Mateo Bautista Sánchez, de 14 años, quien lucha por su vida tras haber sido baleado el sábado a la mañana por delincuentes en barrio San Francisco.

“Está dormido y con respirador artificial, le pedimos a la comunidad una oración para su pronta recuperación, y a la Justicia que atrape a quienes le hicieron esto”, añadió la mujer angustiada.