Con la tradicional misa y bendición de frutos y luego las palabras de las máximas autoridades provinciales, la Compañía Azucarera Los Balcanes dio inicio a la zafra 2021. Del evento que se realizó en el playón del Ingenio La Florida participó el gobernador, Juan Manzur.

La ceremonia religiosa estuvo presidida por el arzobispo auxiliar Roberto Ferrari y el párroco de La Florida Javier Paz. En la oportunidad el consejo directivo de la compañía homenajeó a los obreros que fallecieron a causa de la Covid-19. Estuvieron presentes Jorge Rocchia Ferro, presidente de la Compañía; Catalina Lonac, presidenta de la Fundación para el Desarrollo; Catalina Rocchia Ferro, presidenta de la Bioenergética La Florida.

En representación de los trabajadores estuvo Luis González, secretario general de la Fotia; y por los privados Héctor Viñuales, presidente de la FET. Acompañaron al gobernador: Reinaldo Jiménez, secretario de Acción Política; Sergio Apestey, secretario del Interior; y el comisionado comunal de La Florida, Arturo «Chicho» Soria.

“Teníamos todo el viento de frente y lo único que faltaba era una pandemia, que la estamos pasando hace más de un año y tres meses, cuidando a la gente. Hoy emociona ver a cientos de trabajadores, porque atrás de cada uno de ellos hay una familia completa que viven gracias a este trabajo”, destacó Manzur en su alocución.

«Aquí no hay bonos, títulos y especulación financiera, aquí están los fierros y el trabajo», dijo Manzur en referencia a la inversión genuina y real del sector productivo. Y recordó la visita del presidente Alberto Fernández a La Florida.

Reconoció que el presidente Alberto Fernández asumió y al poco tiempo surgió la pandemia. «Este hombre hace lo que puede. Y nosotros lo vamos a ayudar de la mano de los empresarios como Rocchia Ferro y Catalina Lonac” porque “sueño que el crecimiento nacional se dé desde el interior hacia la capital”, aseveró Manzur.

Tras el acto, el industrial Jorge Rocchia Ferro expresó que si bien es un año difícil “si hacemos bien las cosas esta zafra tendrá un nivel de no pérdidas”.

Consultado por una fábrica de levaduras destinadas a engorde ganadero que tendrá la compañía, Rocchia Ferro afirmó que trabajarán en esa área en los próximos 60 días produciendo 20 toneladas por día.

Además, comentó que la empresa trabaja en un proyecto de destilería de 300.000 litros que llevaría a 1.100.000 litros. “Tenemos que tener las cubas necesarias y más inversiones. Ya hicimos un tanque de 10 millones de litros”, contó.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Álvaro Simón Padrós, destacó: “Es un día especial para la provincia, porque después de haber atravesado un año complicado, de pandemia, como fue el 2020 y ahora en el 2021 con una situación epidemiológica difícil, estar hoy en el ingenio es un día de fiesta por lo que significa el sector sucroalcoholero para la economía de la provincia”.

Aunque no hay estimaciones sobre la producción para este año, el ministro informó que la zafra podría ser similar a la del año anterior. Además, anunció que “los otros ingenios están preparados para sumarse y dar su inicio. Están dadas las condiciones para que la zafra siga su curso normal”.

Acerca de la presentación de un proyecto de ley para la fabricación y promoción de biocombustibles, presentado en la Cámara de Diputados por parlamentarios del oficialismo, dijo: “Da previsibilidad al sector sucroalcoholero con una vigencia hasta el 2030, con posibilidad de extenderse cinco años más, y significará mayor inversión y más creación de empleos para la provincia”.

En referencia a ese tema, Rocchia Ferro dijo que “el plan bioetanol no tiene ningún problema, no se va a discontinuar. En cuatro oportunidades que estuve con el presidente Alberto Fernández, me expresó que ese tema será solucionario”.

El secretario general de la Fotia, Luis González, expresó: “Tenemos muchas expectativas para esta zafra, principalmente por la situación en la que nos encontramos los trabajadores argentinos a causa de la pandemia. Escuchar la sirena del ingenio anunciando la zafra es una alegría para todo el pueblo, es la señal de que comienza una nueva etapa”.

El dirigente sindical indicó además que continúan las conversaciones con los empresarios por el tema salarial. “Si Dios quiere podremos arreglar para tener una zafra en paz. Seguiremos trabajando, no será fácil, pero arbitraremos los medios para que sea lo menos traumático para cada uno de los sectores”.

Por último, Manzur valoró que la zafra demuestra una provincia “pujante, productiva y que mira hacia el futuro, a través del ADN de la industria azucarera y otras. Confío en que será una buena zafra cuidando los protocolos»