La suba del informe económico, elaborado por JP Morgan, se dió luego de un día de desplome generalizado para el mercado financiero argentino que se atribuyó, según operadores, a la drástica postura del «Frente de Todos» ante la misión del FMI.

El riesgo país superó el máximo nivel de la presidencia de Cristina Kirchner (1.965 puntos, el 14 de noviembre de 2008) y se ubica en cifras similares a las de 2005, cuando la Argentina salía del default, luego de la reestructuración de su deuda. El indicador de JP Morgan mide el diferencial de tasa de los títulos emergentes bonos del Tesoro de los EEUU, que en su emisión a 10 años rinde una tasa de 1,459% anual.