El Director de Asistencia Técnica Pedagógica del Ministerio de Educación, José Luis González, aclaró que “son 11 las escuelas que tuvieron que cerrar sus puertas y no 30, a raíz de la protesta que realizan las personas que colaboran con las tareas de limpieza por falta de pago”. A su vez, dejó en claro que “los trabajadores no tienen relación alguna con Educación, ya que pertenecen a una fundación de Villa Quinteros que se ofreció a colaborar con las tareas de limpieza ad honorem”.

El funcionario indicó que esta situación llevó a que se suspenda la presencialidad y «trabajar remotamente por inconvenientes de limpieza que no permiten el cumplimiento de los protocolos sanitarios”.

En este sentido explicó que “nos pusimos a disposición de los damnificados para colaborar ante la situación a la que se enfrentan. Trabajamos codo a codo con los representantes de los trabajadores auxiliares, tanto con la secretaria general de UPCN, Lucinda Espeche, como con los demás actores de la familia educativa”.

Por otro lado destacó: “La situación se encuentra en vías de resolución. Estamos trabajando junto a los directivos de las instituciones, supervisores de zona, con los gobiernos locales y en convenio con cooperativas dentro del «Programa PotenciAR Trabajo», para poder retomar en las próximas horas a las actividades presenciales”.