Por las clases virtuales, en 2020 bajaron 39% las denuncias de violación de derechos de niños detectados por las escuelas.

Según informaron fuentes del Gobierno porteño este año, con un esquema de presencialidad desde febrero, ya hay un 300% más de casos detectados que en el mismo período del año anterior.

Es por ese motivo que desde la Ciudad destacaron que la escuela es un ámbito de privilegio en la detección de situaciones de vulneración de derechos de los más chicos, ya que ante una situación de violencia, se activa un protocolo de denuncia por parte del establecimiento educativo.

Datos registrados por el Ministerio de Educación de la Ciudad reflejan que las detecciones de este tipo de abusos intrafamiliares bajaron considerablemente durante el período de suspensión de las clases presenciales.

Los números destacan que durante el 2020, se elevaron un total de 640 informes desde las instituciones educativas de gestión estatal de la Ciudad al Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (NNyA). La cifra representa un 39% menos que en 2019, cuando se reportaron 1.047 casos.

Desde el Ministerio de Educación de la Ciudad indicaron que las detecciones de derechos vulnerados mientras las escuelas estuvieron cerradas en 2020 se dieron en el contexto de la virtualidad. A través de plataformas como Zoom y las actividades remotas, los chicos y chicas siguieron en contacto con sus docentes y pudieron contar cómo se sentían.

De esa manera, al no estar los estudiantes en las aulas, se construyeron alternativas de acompañamiento frente a estas situaciones.

A continuación, los casos informados por las distintas escuelas de la Ciudad al Consejo de los Derechos de Niños Niñas y Adolescentes: Ciclo lectivo 2019 (pre pandemia): 1.047; Ciclo lectivo 2020 (sin presencialidad): 640; Febrero-abril 2021 (con presencialidad): 123.