La crisis en Chubut derivada de la falta de pago a estatales y turbulencias dentro del propio gobierno de Mariano Arcioni, se agravó en las últimas horas. Hoy renunció el ministro de Salud, Adrián Pizzi, siguiendo igual camino que su par de Educación, Leonardo De Bella, quien dejó su cartera el lunes pasado.

De Bella había renunciado tras denunciar amenazas en su contra. Pizzi había manifestado su intención de alejarse hace varios días. Asumió el año pasado con un buen respaldo de los gremios de la provincia.

Por si fuera poco, comenzaron a circular rumores de una próxima renuncia: Luis Aguilera, ministro de Infraestructura.

Los sindicatos estatales incrementaron su plan de lucha, con piquetes en las principales ciudades de la provincia. Ayer el gobierno acusó de inacción a los jueces por los cortes de ruta e hizo una nueva presentación judicial.

La crítica situación en la provincia se hizo visible el domingo último a nivel nacional en el programa de Jorge Lanata, Periodismo para Todos.

Arcioni prometió completar el viernes próximo el pago de los salarios adeudados de julio, fuente de la grave crisis que durante semanas bloquea rutas y caminos en Trelew, Madryn y la Ruta 3, entre otros sitos.