Un colectivero de la empresa 25 de Mayo de Mar del Plata fue salvajemente golpeado ayer por la mañana en el barrio Bernardino Rivadavia de esa ciudad cuando dos pasajeros se negaron a colocarse el barbijo.

Los agresores subieron al interno 178 de la línea 554 en inmediaciones de las avenidas Jara y Vértiz y ante los reiterados pedidos del chofer para que se coloquen el barbijo, en el marco de la pandemia de coronavirus, lo molieron a golpes.

«Vinieron desde el fondo del colectivo y me manotearon la mampara de plástico. Cuando giré la cabeza se me apagó la luz», dijo la víctima a 0223 sobre la paliza que le propinaron cuando la unidad circulaba en inmediaciones de Alvarado y Jara.

Al chofer de la empresa 25 de Mayo le dieron tres puntos de sutura en el párpado superior de uno de sus ojos. Además sufrió múltiples cortes en su rostro y la fractura de su nariz, que deberá ser reparada en las próximas horas mediante una intervención quirúrgica.