Miren esto. Maldito DIU, apoyado en la cabeza del bebé como una hebilla. ‘Usá un método anticonceptivo’, me dijeron». Estas palabras fueron posteadas en su red de Facebook por Cadesia Foster, una flamante madre estadounidense, acompañadas por una singular foto: la de su bebé recién nacido con un Dispositivo Intrauterino (DIU) adosado a su cabeza, y enredado entre sus pelos.

La impactante imagen se viralizó rápidamente, al ser compartida por más de 40 mil usuarios de esa red social.

funciona como un método anticonceptivo de alta efectividad. Puede estar cubierto por hilos de cobre, o puede liberar una hormona llamada progestina.

En ambos casos, el dispositivo produce cambios en el interior del útero que impiden que el espermatozoide ascienda y llegue a fecundar el óvulo. Pero, como en el caso de la señora Foster, el DIU puede fallar.

Según especialistas consultados, El DIU puede descender, o moverse en la cavidad uterina, o tener mucho tiempo de colocado y a causa de eso puede no producir la endometritis, una especie de atrofia del endometrio -pared interna del útero- que es lo que impide el embarazo.

En el caso del bebé de esta madre de Birmingham, Alabama, que publicó la foto, pudo suceder que, una vez producido el embarazo, el dispositivo puede quedar entre el útero y las membranas que conforman la bolsa. Es imposible que entonces el DIU tenga contacto con la cabeza en el proceso de gestación, pero una vez que se trabaja el parto se rompen las membranas amnióticas y ahí sí el DIU puede entrar en contacto con el bebé, y quedar pegado en la cabeza.

Fuente: La Nación