Ayer, en horas de la mañana, personal de la Unidad de Investigaciones Criminales de Yerba Buena realizaba recorridos preventivos cuando en avenida Aconquija al 600 observaron un auto Peugeot 308 color bordó conducido por un joven en actitud sospechosa. Los efectivos lo interceptaron para identificarlo y se dieron con que el conductor era un adolescente de 16 años, hijo de un conocido delincuente de la zona apodado “Cheto Pi”.

El menor no contaba con ninguna documentación del vehículo, por lo que se lo trasladó a la base de la unidad especial a cargo del Comisario Héctor Marín y el Subcomisario Nicolás Marchant, para labrar el acta correspondiente por infracción a la Ley Nacional de Tránsito y poner al tanto de la situación a sus padres.

Mientras realizaban el procedimiento, los efectivos descubrieron que el “llavero” que el joven tenía junto a la llave del auto, era en realidad un dispositivo con botonera que se usa para inhibir alarmas de automóviles para poder robarlos o extraer pertenencias de los dueños.

Inmediatamente se dio aviso a la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos de Turno, desde donde se dispuso que se proceda a registrar el vehículo y que se realice la prueba correspondiente del artefacto. Tras comprobar que bloqueaba la señal de los automóviles se ordenó el secuestro del aparato, que se inicien averiguaciones por delitos de esa modalidad, y que el menor sea entregado a sus padres.

Además, personal de la Policía Vial labro un acta de infracción a la Ley de Tránsito 24.449, por lo que el vehículo quedó secuestrado en calidad de depósito.