Ayer por la tarde se celebró una reunión entre el Sindicato de empleados de Comercio (SEOC), la Cámara de Comercio y la Federación Económica de Tucumán, por el horario comercial en la provincia y tras el trabajo de una comisión, se acordó volver a trabajar de forma corrida.

En el encuentro las partes acordaron que los locales «abrirán sus puertas desde las 10 de la mañana, hasta las 19 horas de lunes a viernes; mientras que los días sábado, el comercio atenderá de 10 de la mañana a 18 horas».

Además, se informó que la medida regirá en principio hasta el próximo 20 de septiembre. Se espera una conferencia en las próximas horas para confirmar la medida.