Durante la jornada de ayer, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, participó del Consejo Federal del área, que encabezó el titular de la cartera nacional, Daniel Arroyo, a través de la plataforma virtual zoom y donde se dieron detalles de la aplicación de la ampliación de los alcances de la tarjeta Alimentar hasta los 14 años, que anunció la semana pasada el presidente Alberto Fernández.

Acompañado por el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro y el secretario de la Unidad Ejecutora de Programas y Proyectos Sociales, Guillermo Socolsky, Yedlin se interiorizó sobre la aplicación de las novedades en la tarjeta.

Y al respecto explicó que “el programa abarca ahora las familias con niños y niñas de hasta 14 años de edad, y los montos son 6 mil pesos para familias con un hijo, 9 mil con dos y 12 mil con tres o más hijos de 14 años o menos”.

Indicó además, que continuará para quienes perciben las asignaciones universales por embarazo y discapacidad y recordó que “no hay que anotarse en ningún lado ni hacer ningún trámite, puesto que los padrones los emite el ANSES”.

Yedlin agregó que “quienes tengan la tarjeta física recibirán la recarga como es habitual y quienes no la tengan, el dinero se depositará en la cuenta de la Asignación Universal por Hijo, el tercer viernes de mayo”.

“También a quienes son madres de siete hijos y cobran la pensión no contributiva, recibirán los 12 mil pesos para la protección alimentaria”, expuso.

El ministro, remarcó que “con ese dinero las familias van a comprar alimentos al almacén, la verdulería o carnicerías, que a su vez compran en supermercados, mayoristas, mercados centrales o industria, por lo que es en dinero que se redistribuye en toda la sociedad”.

“Es una gran oportunidad para Tucumán, para el que distribuye, produce o vende alimentos” expresó e instó a “volver a comprar en cercanía en los negocios del barrio”, sentenció.

Finalmente, pidió a quienes fijan precios que “sean juiciosos y cuidadosos en los valores que le ponen a los alimentos porque una de las grandes dificultades que tenemos es la inflación en los alimentos”.