La protesta callejera que llevaron adelante los choferes autoconvocados, que incluyó piquetes con unidades de colectivos en distintas esquinas del microcentro, tendrá un alto costo para aquellos que condujeron esos vehículos. El subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, Enrique Romero, adelantó que actuarán en consecuencia y aplicarán el castigo que corresponda, entre las cuales indicó que se procederá a retirar la licencia de conducir profesional de los choferes que movilizaron los colectivos.

«Entendemos la situación por la que están pasando, como es no poder cobrar sus haberes, pero no podemos justificar la toma de las calles, sumiendo a los usuarios en un verdadero caos», dijo Romero y anticipó que requirieron a las empresas los datos que llevarán a identificar a los choferes que llevaron los colectivos que usaron para cerrar el microcentro.

Explicó que una vez que tengan los datos precisos, procederán a retirar la licencia de conducir profesional de las personas involucradas. «Ahora no van a poder conducir ni una patineta», graficó Romero.