El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, advirtió que «hay dirigentes que están pensando en la próxima elección» en lugar de «en cómo salvar vidas», y afirmó que son lo que «aparecen» diciendo lo que la sociedad quiere «escuchar».

«Hay dirigentes que están pensando en la próxima elección y hay otros que están pensando en cómo salvar vidas, esa es la diferencia. Acá no hago distinción (de partidos políticos), porque hay muchos referentes de la oposición que también están en esta línea. No meto a todos en la misma bolsa», resaltó Cafiero.

En esa línea, el ministro coordinador continuó: «Cuando les digo que hay dirigentes que están pensando en la próxima elección, son los dirigentes que aparecen en la televisión diciéndote lo que querés escuchar. Hay otros dirigentes que te dicen cosas que te disgustan, pero que cuidan tu salud y la de tu familia».

Durante un acto en el barrio Altos de Podestá, del municipio bonaerense de Tres de Febrero, en donde se hicieron anuncios vinculados al desarrollo y la escrituración de viviendas, precisó: «No vamos a hacer política con la pandemia».

«Les pedimos que no hagan política con la pandemia, con la salud de la gente no hagan política. Es un mensaje para toda la oposición que está en código electoral», subrayó.

En ese marco, el jefe de Gabinete recordó que el gobierno de Mauricio Macri planteó «una discordia política utilizando los recursos del Estado», y retrucó: «No vinimos a discriminar a quienes piensan distinto. Cuando ampliamos la infraestructura hospitalaria no preguntamos si los distritos eran del Frente de Todos o no, lo hicimos donde se necesitaba».

«Los hospitales no son de derecha ni de izquierda, son de la gente. Las casas no son de derecha ni de izquierda, son de la gente. Tenemos la instrucción del Presidente (Alberto Fernández) de trabajar de ese modo, de saltar cualquier tipo de disputa electoral en la que nos quieren meter», enfatizó.

En otro tramo de su exposición, el jefe de Gabinete afirmó que «dialogar o debatir ideas y propuestas es el combustible de la Democracia», mientras que «disciplinar el pensamiento del que plantee ideas distintas es ir en contra de la Democracia».

«Hubo un tiempo en la Argentina con Macri manipulando la opinión pública. Hubo un tiempo en la Argentina con (la ex gobernador bonaerense María Eugenia) Vidal, que recorría y firmaba convenios y acuerdos, pero no ponía un ladrillo en la provincia de Buenos Aires. Lo único que hacían era buscar el golpe de efecto, de marketing político», cuestionó.

Por último, calificó al Gobierno de Juntos por el Cambio como «un Gobierno de golpes de efecto», y sentenció: «No fue un Gobierno de realización de nada. Fue el Gobierno de la deuda, de la miseria, de la pobreza, del desempleo».