La jornada de ayer estuvo marcada en el ámbito político de Tucumán por dos escenarios antagónicos. Por un lado, el gobernador Juan Manzur recibió un apoyo pleno por parte del gobierno nacional. El jefe de gabinete, Santiago Cafiero y los ministros Matias Kulfas, Eduardo De Pedro y Gabriel Katopodis recorrieron obras, visitaron una fábrica y participaron de un acto del PJ en el Hipódromo, allí el mensaje fue claro, respaldaron la conducción de Manzur y criticaron a “los opositores” en alusión a la interna que mantiene la fórmula gobernante de Tucumán.

En el otro extremo, el ministro de Educación Juan Pablo Lichtmajer, fue interpelado por la Legislatura durante más de 10 horas, la sesión estuvo presidida por el vicegobernador Osvaldo Jaldo.

Luego de finalizada la sesión, Jaldo fue consultado sobre las visitas de los funcionarios nacionales y sobre cómo analiza está división del oficialismo tucumano.

Al respecto, Jaldo dijo: “La llegada de los ministros es algo muy bueno para Tucumán y para los tucumanos, porque vienen anunciando y recorriendo obras para el beneficio de todos, como nunca antes ocurrió”.

Por otra parte fue indagado sobre las expresiones de apoyo del gobierno nacional hacia Manzur y el presidente de la Legislatura afirmó que no siente presión por estas acciones y que “análisis político queda en un segundo plano”. Tratando de bajar el tono a las implícitas críticas Jaldo afirmó que: “Lo que más interesa es la respuesta de la Nación a la gente”, remarcó.

Finalmente, el vicegobernador informó que durante la mañana de este viernes desde las 9.30, brindará una conferencia de prensa junto a las autoridades de la Legislatura y los integrantes del bloque Justicialista para Todos. Se presume que se informará sobre las respuestas que brindó el ministro Lichtmajer durante la interpelación y se dará a conocer la incorporación a las filas jaldistas de la ex funcionaria de Desarrollo Social, Patricia Lizárraga.

Fuente: La Gaceta.