El legislador por Fuerza Republicana (FR), Ricardo Bussi, dijo que están haciendo un ejercicio de paciencia budista para resolver su participación en Juntos por el Cambio, con la intención de integrarse a un gran frente opositor para las próximas elecciones intermedias, con el objetivo de llegar a los comicios provinciales de 2023. Sin embargo, admitió que esa paciencia tiene un límite y que si los radicales no se deciden, él no tiene problemas en ir solo con FR, como lo hizo en otras tantas elecciones.

«Estamos procurando hacer un frente opositor que sea competitivo, que pueda ganarle de una vez por todas al peronismo», dijo el también presidente del partido FR. «Estamos esperando la contestación de nuestros vecinos (Unión Cívica Radical), a fin de que indique cuál es el camino, porque nosotros estamos dispuestos a competir en una PASO cuál es la mejor fórmula y después poder competir con el peronismo», señaló Bussi.

Indicó que hace semanas están a la espera de una respuesta sobre si les permitirán tomar parte de Juntos por el Cambio, pensando en el armado de un gran frente opositor. «Nos están haciendo un ejercicio de paciencia budista los radicales, que se deben expedir y que digan de una vez por todas, si la FR ingresa o no a Juntos por el Cambio», afirmó.

Bussi advirtió que la situación es desgaste y si los radicales no se apuran «voy solo, como lo hizo siempre la FR».