Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, el supuesto operador judicial de Mauricio Macri, pidió asilo político en Uruguay. El ex funcionario realizó el pedido mediante una carta en la que detalló que según su entender, “ya existe la decisión previa de privarme de mi libertad en cuanto regrese al país”.

Al exdiputado del Parlasur, se lo acusa de haber presionado a los accionistas del Grupo Indalo para forzar el desprendimiento de sus empresas y lograr que sus medios (Radio 10 y C5N) modificaran su línea editorial en favor del expresidente Mauricio Macri.

“Esta campaña de difamación se convierte en una campaña de odio y hostigamiento en las redes sociales que me lleva a temer, además de por mi libertad, por mi seguridad personal si regreso a la Argentina”, aseguró Rodríguez Simón en la carta.

En dos notas enviadas a LA NACION, Rodríguez Simón expresó que solicitó “asilo como refugiado político en Uruguay, en los términos de la Convención de Ginebra de 1951 y otras normas internacionales complementarias”.

Además indicó que el proceso que enfrenta en el juzgado de María Servini “está plagado de irregularidades procesales” y donde no se le permitió ejercer su “derecho a defensa en juicio”.

Fabián «Pepín» Rodriguez Simón estaba citado para ser interrogado el próximo 17 de junio, mientras que en la misma causa, el ex titular de la AFIP, Alberto Abad, deberá prestar declaración el 9 de junio.