Parecía que la suerte había cambiado para Amado Boudou. El condenado exvicepresidente salió sorteado como adjudicatario de un crédito hipotecario oficial a tasa cero y por 30 años para construirse una casa en Quilmes, un beneficio que se reveló en el acto que este martes encabezó el mismísimo presidente Alberto Fernández.

Pero después de que trascendiera la información, expuesta en un documento oficial que enumera los beneficiarios sorteados, desde el Gobierno aclararon que Boudou nunca fue el que se anotó y no pidió ningún crédito. Y que la inscripción habría sido por la web y truchada.

«Es una inscripción trucha. Los papeles se presentan cuando saliste beneficiado y tenés que cumplir con todos los requisitos», explicaron desde Casa Rosada a este diario una vez que se difundió el hallazgo del nombre del ex vicepresidente en la nómina oficial.

La misma fuente agregó que habría luego una aclaración por parte del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat y del Banco Hipotecario, que otorga los préstamos.

«Es todo mentira, nunca se presentó ni hizo ningún trámite, ni pidió nada», explicaron por su parte desde el entorno del ex funcionario, condenado por corrupción por el caso Ciccone y que goza de prisión domiciliaria. En las próximas horas, agregaron, se presentará en la Justicia para denunciar el hecho.

El sorteo de la polémica contó con la presencia del ministro Jorge Ferraresi, que encabeza el plan de línea de Créditos Casa Propia, una medida oficial que recibió la parafernalia plena del Gobierno para su anuncio: con transmisión de la televisión oficial y hasta cobertura de un dron.

La preadjudicación a Boudou aparece en el documento pdf cargado por el ministerio en su página web oficial, en la línea 30 de la página 213 (de un total de 790). Allí lo descubrió el periodista Diego Cabot, del diario La Nación. El DNI del condenado por el caso Ciccone coincide con el del listado.

El plan oficial apunta a una deuda social sensible: el acceso a la vivienda, un duro objetivo para las clases medias y bajas del país.

El propio Boudou, quien cumple arresto domiciliario en una lujosa casa de Avellaneda, salió a despegarse del documento oficial y negó que se haya inscripto en el sorteo: «Es increíble, es otra noticia falsa donde ni siquiera me llamaron para corroborarla. Obviamente es mentira, es falso, mañana a la mañana, por el hoy, vamos a estar ingresando la denuncia penal por este tema».

Boudou habló en radio con Dady Brieva. «Yo quería salir rápido porque esto lo hacen también para perjudicar un programa muy importante del Gobierno, que le va a dar soluciones a muchas familias, y me parece de una maldad… Sigan con la noticia falsa, pero no embarren un programa de gobierno que es espectacular, y creo que le va a dar solución a muchas familias», dijo en defensa de Ferraresi.

El ministro, a su vez, emitió un comunicado conjunto con el Banco Hipotecario en el que salió a fijar su postura: «El Gobierno desmiente categóricamente que el ex vicepresidente Amado Boudou se encuentre como adjudicatario de la nueva línea Créditos Casa Propia, y realizará la denuncia penal correspondiente para determinar quién es el responsable de la falsedad del trámite».

En el mismo escrito, desde el ministerio admiten haber notado la situación, al menos irregular, «a raíz de la noticia publicada por el diario La Nación».

«Pudimos constatar que una persona se ha presentado e inscripto falsamente bajo el nombre y DNI del ex vicepresidente, y gracias al trabajo de Seguridad Informática ya hemos obtenido el IP, en referencia al número que determina qué computadora se usó para el ingreso, desde donde se realizó este trámite, y se ha constatado la falsedad de la inscripción”, explicó Luciano Scatolini, secretario de Desarrollo Territorial.

Ferraresi hizo saber que este jueves será el banco oficial «en su carácter de fiduciario» el «que presente la denuncia penal correspondiente», ante lo que calificó de «maniobra burda» y «operación que no sólo lastima el sentido común, sino que tiene como objeto deslegitimar un programa absolutamente transparente de acceso al crédito».

Los requisitos básicos para postularse a esos préstamos incluyen ser argentino (natural o por opción), tener DNI vigente, y entre 18 y 64 años de edad al anotarse.

El solicitante, como el caso de la inscripción a nombre de Boudou, deberá presentar constancias de salarios provenientes de trabajos formales o de la seguridad social, e ingresos netos mensuales de su grupo familiar superiores a los $53 mil y no mayores de $175 mil.

«La instancia de sorteo no significa que la persona que resulte ganadora sea automáticamente adjudicataria del crédito, sino que tiene derecho a comenzar una serie de trámites en los que deberá apersonarse con la documentación respaldatoria», dicen desde la cartera de Ferraresi.

Se trata de recibos de sueldo, escrituras y planos de construcción, entre otros documentos.

Voceros de Presidencia también insisten en que las constancias administrativas se solicitan después. «Los papeles se presentan cuando saliste beneficiado y tenés que cumplir con todos los requisitos», explicaron.

Un sorteo se aplica cuando se presupone que habrá más demanda que oferta para el beneficio. Si la inscripción fue trucha, como se insiste, el sorteo podría haber dejado afuera a un beneficiario real.

Lo evidente es que no hubo ningún control de chequeo básico de los datos previos al sorteo, ni en el momento de ser oficializada la lista subida a la web gubernamental.

En el mismo comunicado oficial remarcan que «a fin de garantizar la transparencia, cada sorteo es supervisado y certificado por escribano público». Nada dice sobre el contralor ante inscripciones truchas que terminan en listados oficiales.

De ser una inscripción trucha, nadie aún explicó cómo ni por qué el nombre de Boudou llegó desde la web al sorteo y desde allí, a ser publicado en un documento oficial como beneficiario, sin ser detectado.

Surgen más dudas. El perfil de Boudou no cuaja con los requisitos. El ex vicepresidente, por haber ocupado ese cargo, goza de una pensión que superaría con creces el tope de ingresos regulado, eso sin contar los que pudiera tener su actual pareja.

El último trabajo formal que registra Boudou corresponde a la cooperativa para la que hizo talleres en su detención en la cárcel de Ezeiza, previo a ser beneficiado con la prisión domiciliaria para cumplimentar su condena por corrupción.

En el acto de este martes, el ministro Ferraresi elogió su plan de créditos blandos porque «genera un circuito virtuoso». Informó que los inscriptos superaron los 128 mil de todo el país y que se otorgarán 65 mil créditos.

Boudou, o quien pudiera haber utilizado su identidad, contaba con casi un 50 por ciento de posibilidades de salir elegido.

Unos 40 mil préstamos son por un monto de $100 mil. Los otros 22 mil, por $240 mil. El excompañero de fórmula de Cristina Kirchner accedió a uno de los más onerosos.

Esos créditos son destinados para la construcción de viviendas desde cero, nuevas, con una superficie no mayor de 60 metros cuadrados en un lote que debe ser propio. No consta que Boudou lo tuviere.

Los requisitos para acceder al crédito

– Ser argentino/a natural o por opción, o extranjero con residencia permanente.

– Contar con Documento Nacional de Identidad vigente.

– Contar con ingresos provenientes de trabajos formales, jubilaciones y/o pensiones. La suma de los ingresos mensuales netos del grupo familiar deberá estar entre los $53.500 y $175.000.

– Tener entre 18 y 64 años al momento de la inscripción.

– No ser propietarios/as o copropietarios/as de bienes inmuebles, con excepción de los casos previstos en las Bases y Condiciones.

– No registrar antecedentes financieros desfavorables en los últimos 9 meses.

– No encontrarse inhibido/a.

– Registrar 12 meses de antigüedad en la actividad (empleados/as e independientes).

– No se admitirán terrenos que: se encuentren en barrios cerrados o privados, que su tasación supere los $3.500.000, o que no sean de titularidad de los/as solicitantes (salvo familiares directos). El terreno deberá estar escriturado antes del 31/3/2021, salvo que el terreno provenga de un organismo público.

– Solo será posible construir los Modelos de Viviendas del Programa (a excepción de quienes construyan al fondo o arriba de la casa de sus padres). La construcción deberá estar destinada a la Construcción de una vivienda única, familiar y de ocupación permanente y no superar los 60 m2 de superficie.

Fuente: Clarín