Una maestra cordobesa murió en un sanatorio de Río Cuarto luego de haberse contagiado de Covid-19, pese a contar con las dos dosis de la vacuna, en un caso atípico que causó gran pesar en la localidad de Vicuña Mackenna, donde residía.

La docente, identificada como Érica Marisa Chivalero, tenía 51 años y trabajaba en el jardín de infantes «Guido Spano», de Vicuña Mackenna, en la región sur de la provincia.

De acuerdo con la información revelada por medios locales, la docente sufrió una descompensación y fue trasladada de urgencia en una ambulancia a un sanatorio de Río Cuarto, donde finalmente falleció el domingo.

La noticia de la muerte de Chivalero provocó pesar y sorpresa en Vicuña Mackenna, ya que la maestra había recibido las dos dosis de la vacuna Sinopharm.

El intendente de Vicuña Mackenna, Roberto Casari, informó en declaraciones a Cadena 3 que la docente había recibido la primera dosis de la vacuna el 6 de abril y la segunda el 5 de mayo pasado.

«No estaba dentro de los 45 días necesarios, eso también hay que decirlo, porque es como que la vacuna no hizo efecto», señaló el intendente.

Según se informó, al momento del contagio la docente se encontraba realizando tareas administrativas en el centro educativo.

Su deceso fue confirmado por la Municipalidad mediante un comunicado: «Nuestro preciado recuerdo como profesora de Nivel Inicial de la Institución, actualmente en servicio. Rogamos por el eterno descanso de su alma y consuelo a sus familiares. Q.E.P.D.».