Tanto desde la CGT como las dos CTA, reclamaban que el salario mínimo sea equivalente a la canasta familiar de pobreza que mide el Indec, que actualmente está en $31.148.

Sin embargo, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, estableció una suba del 35 del ciento,a pagarse en tres tramos: un 13% a partir de agosto, 12% en septiembre y 10% en octubre.

El Consejo del Salario fracasó en su intento de fijar el nuevo salario mínimo porque «no hubo acuerdo», dijo a Télam en la puerta del Ministerio de Trabajo el dirigente telefónico Claudio Marín, de la CTA.

«No es lo suficientemente aceptable por parte de la CGT», dijo Héctor Daer a la salida de la reunión. «No nos conformó este valor», agregó. Sin embargo, adelantó que no tienen pensado implementar medidas de fuerza.