Bajo el lema «queremos clases», hubo marcha y movilización en Yerba Buena en protesta a la extensión de la virtualidad en las escuelas tucumanas, como medida ante la creciente suba de contagios de coronavirus y la poca disponibilidad de camas en la provincia.

A la manifestación se sumaron cerca de un centenar de personas entre padres y niños y se realizó frente a la residencia del Gobernador Juan Manzur.

En los carteles de los manifestantes se veían frases como: “por los derechos de nuestros hijos” y «abran las escuelas». Las imágenes se viralizaron rápidamente en las redes sociales.