El violento intento de homicidio ocurrió el fin de semana pasado en la localidad bonaerense de Rafael Castillo, pero no fue el primero. En medio de la calle un hombre trató de matar por cuarta vez al marido de su expareja. En esta oportunidad lo baleó en la cara pero un testigo lo grabó y el video es ahora una prueba clave en contra del agresor.

“En las imágenes queda claro que fue con la intención de matar”, remarcó Alan, hijo de la víctima. Efectivamente la secuencia muestra al sujeto interceptar a la víctima en el cruce de Tres Cruces y Aguapey, lo obliga a frenar el vehículo y es entonces cuando en medio de un forcejeo y a muy corta distancia le pega un tiro.

Una reacción rápida de David Rodríguez, la víctima, evitó que el agresor pudiera concretar su plan criminal. La bala impactó en el mentón y después en el brazo. Lo atravesó. “Si mi papá no tenía el reflejo de correrse el tiro le pegaba en la cabeza”, resaltó Alan angustiado.

Un grupo de jóvenes que viajaba en un auto detrás de los protagonistas y se topó inesperadamente con la agresión pudo grabar lo ocurrido con un celular y ese material fílmico ya forma parte de la causa caratulada, en principio, como “Lesiones y abuso de armas”, aunque no se descarta que la misma cambie en las próximas horas a “Tentativa de homicidio”.

“Es una prueba fundamental”, consideró el joven hijo del hombre baleado sobre las imágenes que se judicializaron. Sin embargo, señaló que su padre ya fue atacado otras tres veces con anterioridad y que a pesar de que hicieron las denuncias correspondientes, el acusado nunca fue detenido.

“No veo que tengan la intención de buscarlo, está libre”, cuestionó Alan, que recientemente se pudo enterar hablando con sus vecinos que esta persona vive a dos cuadras de su casa. “No se puede vivir así, con alguien suelto que busca lastimarte”, subrayó.