Una empleada policial, de apenas 21 años, recibió un disparo en la pierna izquierda cuando intentaba defenderse de dos motochorros que la atacaron el pasado domingo por la noche en la localidad de Ranchillos.

Según confirmaron fuentes policiales, la víctima fue trasladada al hospital Centro de Salud. Está fuera de peligro.

El atraco ocurrió el domingo cerca de las 23.00, cuando la uniformada caminaba en inmediaciones de la Politécnica, en dirección a su domicilio particular.

Fue interceptada por dos sujetos armados, que circulaban en una motocicleta. La amenazaron y le pidieron sus pertenencias. Ella se resistió y le dispararon.

Fue atendida en el hospital de Ranchillos, desde donde la derivaron al nosocomio capitalino en una ambulancia.

Los agresores lograron escapar.

Fuente: Los primeros