Al igual que las bases le plantearon su malestar a las entidades agropecuarias que conforman la mesa de enlace, la Asociación Argentina de Productores Autoconvocados (AAPA) emitió un fuerte comunicado donde manifestó su “total rechazo” a cualquier tipo de intervención de los mercados agropecuarios y pidieron que se sostenga la medida de fuerza.

“No se negocia con delincuentes, no negociamos medidas de tipo recaudatorias que van en contra de la dignidad del hombre campo, del trabajador y del país. Decisiones que solo tratan de ser populistas en vistas a las próximas elecciones, y mientras le meten la mano en el bolsillo a todos los productores, ellos siguen cobrando sus sueldos y dietas sin resignar un centavo”, dice el texto.

La mesa de enlace del campo extendió hasta la medianoche del miércoles el paro de comercialización de hacienda en rechazo a la restricción para exportar carne por 30 días que determinó el Gobierno hace dos semanas.

Ayer, en una nuevo día de operaciones, al Mercado de Liniers no ingresó haciendo, ya que los ganaderos decidieron no vender vacunos en contra de la medida.

“Aquella persona que cargue lo hace en contra de la voluntad de los productores. Por otro lado estamos seguros que los verdaderos productores no lo harán, solo una persona sin escrúpulos puede ir en contra de una medida que se toma exigiendo justicia y respeto”, detalla el documento.

Mientras las entidades agropecuarias aguardan el llamado al diálogo por parte del oficialismo, desde AAPA se manifestaron en contra de que cualquier entidad del sector formé parte de esa mesa de negociaciones propuesta por el Gobierno”.

En ese sentido, Carlos Montoya, productor autoconvocado de La Pampa, afirmó en diálogo con Radio Génesis: “Estamos cansados de trabajar, producir y que en la mitad del camino nos cambien las reglas. Esa falta de previsibilidad hace que seamos víctimas continuamente de las medidas del Gobierno”.

Marcha atrás

Desde APPA recalcaron que el paro es “total” y “sin excepciones”, y pidieron que la medida de fuerza, que vence en las primeras horas de este jueves, se reinicie y se sostenga hasta tanto el oficialismo levante la medida.

“Hay que realizar un paro general que no sea solamente de hacienda, sino que se extienda a los granos y a todos los productos del campo, porque hoy vienen por la carne pero ya fueron por los granos con las retenciones y siempre es lo mismo: al que trabaja y al que produce el Gobierno le mete la mano en el bolsillo. Estamos cansados”, concluyó Montoya.