El avance de la investigación del crimen cometido en la esquina de calle Siria y España, llevó al presunto autor material de los disparos a entregarse voluntariamente en la base de la División Homicidios de la Policía. El aprehendido es el hermano menor del otro hombre que ya había quedado detenido.

Ayer por la mañana el joven de 21 años se presentó junto a su abogado defensor por estar involucrado en la muerte de Darío Esteban Brito, quien fue baleado en la tarde del 26 de mayo pasado, cuando huía en un automóvil luego de haberse encontrado con un vendedor de marihuana y su acompañante.

La unidad especial a cargo de Diego Bernachi y Juana Estequiño llevó adelante una investigación junto a la Unidad Fiscal de Homicidios II° y las primeras pesquisas llevaron a determinar que, en el momento de la transacción, la víctima y otras dos personas que permanecían en el interior del vehículo le habrían arrebatado la sustancia al vendedor y salieron a toda velocidad con intenciones de huir.

En ese momento, el cómplice del vendedor comenzó a disparar contra ellos. Ante la Justicia, los acompañantes de la víctima reconocieron que no tenían el dinero para comprar la droga y que por ello le arrebataron los 300 gramos de marihuana al vendedor. Brito recibió cinco impactos de bala y falleció al llegar al Hospital Centro de Salud.

Al analizar las cámaras de seguridad de la zona lograron tener pistas firmes para identificar a los sospechosos y determinar de qué manera sucedió el hecho fatal. Al verse cercado por la investigación, el viernes pasado se entregó un hombre de 29 años. También se secuestró un automóvil Renault Clío que está sujeto a pericias para determinar su participación en el hecho.

“Tras su detención, se realizaron una serie de diligencias investigativas que llevaron a que su hermano, presunto autor material de los disparos se viera acorralado por la división y decidiera entregarse este martes. Queremos cerrar la investigación y para ello se solicitarán nuevas medidas judiciales para tratar de hallar el arma homicida y cualquier otra prueba de interés para la causa”, informó Bernachi.